Yurumí

(Chamamé)

Letra y Música: Antonio Tarragó Ros

Yurumí tu lugar en el mundo
del hombre que mata la vida sembrada,
es tan frágil y esquivo que duele
la aurora silvestre
perdida en la nada...

II Parte

Chamamé resplandor en el alma
raíz de mi gente, hermano querido,
dale ahora un espacio en tu cielo
al oso hormiguero
¡Sálvalo chamigo!

Que no muera
el Yurumí...
que no muera
el chamamé...
Que no muera
el Yurumí...
que no muera
el chamamé...

Yurumí criatura inocente
vivís desamores de un mundo aterido
un abismo de nido el futuro
la noche sin luna
el sueño perdido...

Chamamé resplandor en el alma
raíz de mi gente, hermano querido,
dale ahora un espacio en tu cielo
al oso hormiguero
¡Sálvalo chamigo!